Receta milanesas con amaranto y parmesano


Por su sabor y versatilidad, el amaranto es una semilla pequeña muy utilizada en la cocina, particularmente en la gastronomía mexicana. 

Tanto por su composición de múltiples propiedades saludables; aporta energía, proteínas de gran calidad y abundantes minerales y vitaminas del grupo B, como por su sabor y textura, niños y adultos disfrutan por igual de dulces, postres y ensaladas que se complementan con él. 

El amaranto puede hallarse en muchas dietas e instrucciones nutrimentales médicas, gracias a su aporte nutricional. Contiene entre 15% y 17% de proteína, presenta un excelente balance de aminoácidos, entre un 50% y 60% de almidón, lípidos en 7% a 8%, calcio, hierro, fósforo, potasio, zinc, ácido fólico, magnesio y múltiples vitaminas; todos estos porcentajes lo hacen excelente para complementar los hábitos saludables sin perder el factor delicioso de los platillos. 

El consumo de amaranto estaba muy arraigado a los aztecas, quienes lo consideraban como un alimento ritual, empleado en la elaboración de diversos alimentos como atoles, tamales, pinole y tortillas, y sus hojas se consumían además, como verdura. 

Para los mexicanos, el amaranto es un sabor especial, capaz de remontarlos a los momentos más felices compartidos durante su infancia. Sin embargo, su uso no se limita a golosinas y ensaladas. 

Para muestra basta un botón, así que a continuación te mostramos cómo preparar unas deliciosas milanesas con amaranto y queso parmesano. 

Ingredientes

  • 150 gramos de milanesa de pollo
  • 40 gramos de amaranto
  • 20 gramos de queso parmesano
  • 1 huevo batido
  • 100 mililitros de aceite de oliva
  • 50 gramos de zanahoria
  • 5 piezas de espárrago

Preparación

  1. Coloca en un bowl el amaranto y el queso parmesano.
  2. Bate el huevo en un bowl distinto y pasa la milanesa de pollo, primero por el huevo batido y luego por la mezcla de amaranto con queso, para empanizar. En caso de ser necesario, utiliza más huevos batidos para asegurarte de que cada milanesa quede bien empanizada antes de ir a cocción.
  3. En un sartén, calienta el aceite de oliva y coloca la milanesa empanizada durante aproximadamente 8 minutos, hasta que el pollo quede cocido. Luego, voltea y deja cocer el otro lado de la superficie. 
  4. Retira del fuego y sirve con ensalada, con verduras al vapor, sopa o cualquier otro complemento de tu preferencia.
  5. ¡Disfruta! 

Encuentra los mejores productos saludables aquí